manjon-guinea-logo

CERVANTES. 475 AÑOS DE SU EXISTENCIA.

Manjón Guinea
Manjón Guinea

Licenciado en Ciencias de la Información, Criminólogo y escritor

FOTO AUTOR 1

Por María Marcos
Licenciada en Derecho y Librepensadora

 

A este ilustre personaje le debemos que el español sea reconocido como la Lengua de Cervantes. No se puede tener mejor prensa. De fama mundial, universalmente reconocido, nacido en Alcalá de Henares, un día como hoy, 29 de septiembre, cumpliría 475 años.

Con una vida tan aventurera o más que la de su principal personaje de novela caballeresca. Una vida llena de huidas y peregrinajes. Ya desde pequeño acompañando a su familia, a su padre “cirujano”, que los trasladaba de una ciudad a otra de España. Sin estudios universitarios, pero devorador de libros y apasionado del teatro, que le proporcionó una vasta cultura.  Comenzó su destierro voluntario al huir de la justicia que le buscaba por participar en una riña y cuyo castigo hubiese sido cortarle la mano derecha. Se marchó a Italia para servir a un cardenal y después entró en la Marina donde perdió el uso de su mano izquierda en la batalla de Lepanto. En su camino de regreso a España, fue hecho prisionero por unos piratas argelinos, quedando preso en Argel. Cinco años de cautiverio, con cuatro intentos fallidos de escaparse hasta alcanzar su liberación definitiva a cambio de un elevado rescate que dejó endeudada a su familia.

Tras una vida intensa de batallas, reyertas, empobrecido, con penurias, dificultades, nada impidió que, a sus 58 años, tuviera la genialidad de crear a un personaje generoso, fiel, liberal, idealista y luchador de injusticias, que le concedió la fama universal y una vida eterna entre sus admiradores lectores y generaciones tras generaciones.

Cervantes retrato
Cervantes retrato

Se podría considerar cierto paralelismo entre el escritor y su personaje, dos viajeros que recorrieron tierras en busca de aventuras. Se enfrentaron a los infortunios con estoicismo, reflexiones e incluso humor. Buscadores de sueños e ilusiones, ansiosos por saber y por vivir, perseguidores de ideales, cultivadores de fieles amistades, grandes conversadores, amantes de la lectura y la libertad, en definitiva, dos vidas tan interesantes como relacionadas la una con la otra. Una en el plano de la realidad, la otra en el plano de la ficción.

Don Quijote, está considerada como la primera novela moderna y realista, de obligada lectura en los colegios, a la que no se puede ni se debe renunciar, ni dejar de saborearla, despacito, incluso a medias, a trozos, por capítulos, conocer su contenido, sus grandes reflexiones en lenguaje clásico, arcaico y divertido.

La gran obra universal, en dos fascículos, escrita en el Siglo de Oro español. El primero en 1605 y tras pasar la censura de Herrera y Tordesillas que le permitió imprimir la primera parte titulada “El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”. Quien le iba a decir que se iba a considerar la novela de las novelas, la mejor obra escrita de todos los tiempos. La segunda parte, titulada “El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha” publicada en el 1615, considerada incluso por algunos superior a la primera, mejor organizada, más rica y que contagia desde los primeros capítulos.

Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal.”

En el capítulo 25, titulado “Por las dificultades hacía la luz”, del libro “De la Literatura y las pequeñas cosas” de Manjón Guinea, dedicado a Cervantes, nos cuenta el ensayista, que en la excelente biografía sobre Miguel de Cervantes realizada por Jean Canavaggio, el autor del Quijote, a modo de diario, dejó plasmado en un viejo papel sus esfuerzos, a veces infructuosos ante el dominio de la literatura: “Muchas veces tomé la pluma para escribir y muchas veces la dejé por no saber que escribiría, estando en suspenso y con el papel delante, la pluma en la oreja, el codo en el bufete y la mano en la mejilla pensando que diría”

Un día como hoy, 29 de septiembre, celebramos tu nacimiento, tu existencia, tu vida, tu aportación, tu excelencia, tu extraordinario don, tu creatividad, tus personajes, tu prolífica obra, que nos hace sentirnos privilegiados por compartir tu lengua, “La lengua de Cervantes”.

Don Quijote
Don Quijote

Que tristeza da pensar, hoy día, como los nacionalismos, en lugar de fomentar la riqueza en sus ciudadanos, cultivan la estulticia, el empobrecimiento de la cultura con fines única y exclusivamente electoralistas. Hay que buscar un enemigo de forma acérrima para atraer electores, que cuanto más ignorantes y menos cultos sean, mejor, pues más manipulables se ofrecerán a las pretensiones políticas. Cervantes, en las aulas de la Cataluña actual ha quedado reducido, ni tan siquiera al 25% de su magnánima obra.  Según la Generalitat, pobre de aquel irreverente que sea capaz de leer a Cervantes en su lengua original, porque eso significa que va en contra de la tan renombrada República de Cataluña. Esa que nunca existió a ojos de Europa y del mundo, ni tan siquiera en tiempos de la Segunda República. Esa que aprovechó a vociferar durante tres días Francesc Macía, tras la caída de Alfonso XIII y aprovechando los tumultos de la recién nacida II República Española.

Qué pensaría Don Quijote y Sancho. Con qué dialogo satírico nos enriquecerían sobre esta materia. Seguro que nuestro querido Sancho sacaría su filosofía refranera para predicar con el sentido común y nos fotografiaría verbalmente una España actual que nada tiene que ver con su España campesina, de refranes condensados de experiencia y de frases tradicionales que bien traídas forman parte de nuestro gran patrimonio cultural.

 

Tuyo hasta la muerte. El Caballero de la Triste Figura.

lo último del blog...

El pequeño perezoso de Jean Baptiste Greuze
LA PEREZA

Por María Marcos Licenciada en Derecho y Librepensadora Podría haber

Mis libros...

Suscríbete

Para ello solo debes dejar tu nombre y tu correo, prometo no enviar correos molestos, solo os informaré de mis nuevos videos, libros, entrevistas, etc.