manjon-guinea-logo

IGUALDAD O REVANCHA

Manjón Guinea
Manjón Guinea

Licenciado en Ciencias de la Información, Criminólogo y escritor

Que tiemblen los hombres porque parece que la mujer pisa fuerte, tan fuerte que pareciese que los papeles se puedan invertir (…)

FOTO AUTORPor María Marcos
Licenciada en Derecho, lectora y librepensadora

Se lo digo mucho a mis hijos últimamente. El mundo es de las mujeres. Estamos resarciéndonos de la historia que llevamos a nuestras espaldas, de invisibilidad, de ninguneo, de ser segundo, tercer o cuarto plato depende del país que hayas tenido la suerte o desgracia de nacer, de falta de oportunidades, de sumisión y obligaciones sin compensación ni reconocimiento.

No digo que sea justo, pero si digo que de vez en cuando una revancha sienta bien. Que ahora sean las mujeres las que toman las riendas, lideran, brillan, destacan, es algo que además le coges gusto y va a ser muy difícil bajarnos de ese tren que llega con retraso a tantas vidas. Cuantas mujeres pintoras, esculturas, cocineras, escritoras, directoras, consejeras, presidentas, futbolistas, arquitectas, científica, inventoras, descubridoras, y un etc. infinito, no nos habremos perdido en 21 siglos de existencia. Choca ver que la historia este repleta de nombres masculinos y tan falto de nombres femeninos. Debe existir alguna explicación, no relacionada con el talento de ambos sexos sino en la falta de oportunidades, de poder, de apoyo e independencia.

Me reconozco totalmente feminista entendido el término en su literalidad, es decir la equidad en las relaciones entre hombres y mujeres, y no relacionado con las vertientes extremas recientes, y creo y deseo que las nuevas generaciones quieran navegar en aguas donde la mujer es una tripulante más del barco, con los mismos derechos y obligaciones.

El impulso comienza desde el mismo seno del nacimiento y la suerte que tengas de tener una familia, humilde o no, que invite a la igualdad. Puedo decir que en mi caso disfruté de un entorno que no diferenciaba ni limitaba los derechos y obligaciones que pudiera tener respecto a mi hermano. Donde la mujer destacaba por su valía y no por su belleza, y donde el principal interés era fomentar la capacidad intelectual y la independencia como persona. De la misma que  se nos inculcó a mi hermano y a mí. Nunca he tenido la sensación de partir de un lugar inferior y siempre he sido consciente de que ha dependido de mi sacar el máximo provecho a las oportunidades. Tal vez, o sin tal vez, tuve una madre que fue un ejemplo y defensora de la mujer independiente, profesional, luchadora, precisamente por ser muy consciente de lo que supone dejar pasar las oportunidades a cambio de una vida sumisa y de las que Dios manda.

VICTORIA KENT Y CLARA CAMPOAMOR
VICTORIA KENT Y CLARA CAMPOAMOR

Ejemplos de mujeres como Campoamor abogada y política, que en los años 30 consiguió que las cortes de la Segunda República aprobarán el derecho al voto de la mujer. Así como su compañera de carrera conocida como “la Kent” que alcanzó hitos que abrieron camino a la mujer como ingresar en el Colegio de Abogados de Madrid, llegar a crear su propio despacho y ser nombrada la primera mujer directora general de Prisiones en España donde llevó a cabo una revolucionaria reforma. Mientras Campoamor goza del reconocimiento unánime de su lucha por la igualdad, no es el caso de Victoria Kent por su discurso en el que pide aplazar el voto femenino hasta no conseguir la emancipación de la mujer que la permita votar con total libertad.

Todas las mujeres gozan del mismo derecho natural del que puedan gozar los hombres. Todas las mujeres son producto de dos seres, al igual que los hombres y esto nos hace tener un solo género, el humano. Si la mujer ha sido apartada y ha vivido en un mundo de puertas cerradas no ha sido por su incapacidad, sino por culpa de unas leyes que han sido creadas por el hombre y han dejado al margen toda participación de la mujer.

Todas estas mujeres impulsoras del feminismo nos han traído hasta los grandes avances de igualdad social de hoy.

Que tiemblen los hombres porque parece que la mujer pisa fuerte, tan fuerte que pareciese que los papeles se puedan invertir, a pesar de que pueda ser igual de injusto, pero es lo que tienen las revanchas, que al final te nublan la mente y te desvían del objetivo; que en este caso es la igualdad. Entendida como eso mismo, igualdad y no revancha.

 

lo último del blog...

El pequeño perezoso de Jean Baptiste Greuze
LA PEREZA

Por María Marcos Licenciada en Derecho y Librepensadora Podría haber

Mis libros...

Suscríbete

Para ello solo debes dejar tu nombre y tu correo, prometo no enviar correos molestos, solo os informaré de mis nuevos videos, libros, entrevistas, etc.